Big Data, aspectos legales a tener en cuenta

Es innegable que vivimos en la era de los datos. En los últimos años, las estrategias de marketing y publicidad han evolucionado poniendo en el centro de las mismas al consumidor. La experiencia del mismo a la hora de relacionarse con las distintas marcas, se ha posicionado como la meta a batir y aquí, juega un papel fundamental un concepto que en los últimos tiempos no puede estar más en boga: la personalización.

Llegar al cliente adecuado, en el momento preciso, sin interrumpir y respondiendo de forma certera a sus necesidades e intereses se ha establecido como el nuevo grial a buscar por los anunciantes y empresas. Es aquí donde entra en juego el protagonista de todos los debates del sector: el Big Data.

La recopilación de datos de los usuarios es, a día de hoy, la mejor baza para personalizar al milímetro los mensajes que queremos hacerles llegar y así, conseguir que estos sean lo más eficaces posible. El Big Data puede presumir de ser una de las herramientas tecnológicas con mayor potencial de futuro.

Big Data, el gran aliado de las empresas

De acuerdo a un estudio elaborado por Online Business School (OBS), en la última década, se han generado más datos que en toda la historia de la Humanidad. Las previsiones del informe apuntan a que, en 2018, las conexiones a internet a través de dispositivos móviles alcanzarán la abrumadora cifra de 10.200 millones. Esto se traduce en una cantidad de datos sin precedentes que pueden abrirnos las puertas a un mundo lleno de posibilidades.

Datos que, a cada segundo, se generan a una mayor velocidad, aumentando exponencialmente su volumen y de una variedad casi infinita. ¿Están preparadas las empresas para este escenario? De acuerdo a los datos del estudio citado anteriormente, en la actualidad, el 38% de las compañías españolas ya cuenta con estrategias de Big Data aunque la cifra se duplicará para 2018.

Destacada

¡No se trata de acumular datos!

Uno de los grandes errores que la  industria del marketing y la publicidad comete a diario es el de pensar que el Big Data se basa en recopilar la mayor cantidad de datos posibles. Craso error. ¿De qué nos sirven ingentes cantidades de información sin un análisis y tratamiento posterior que nos permitan optimizar de forma adecuada los mismos? Acumular datos es barato y sencillo pero no nuestro objetivo.

Son dos los grandes pasos que debemos dar. El primero de ellos, apunta directamente a las estrategias de optimización de datos para recoger y analizar sólo aquellos que realmente nos aporten un valor a nuestros objetivos. No por tener más datos se accede al conocimiento. Este pensamiento sólo conduce al caos.

Actuar dentro del marco legal, vital para alcanzar el éxito

El segundo conlleva implicaciones más elevadas, los aspecto legales a tener en cuenta al abordad proyectos de Big Data. Detrás de cada número, de cada dato, hay una persona. Un individuo que no tenemos que ver como una suma de patrones de comportamientos y hábitos de consumo sino como un ser humano que siente, cuenta con unos derechos y que valora su privacidad por encima de todo. No puede (ni  debe) comenzar a recopilar datos sobre sus clientes y usuarios de la noche a la mañana. El asesoramiento legal en estas lindes es vital para el éxito.

No olvide que nos enfrentamos a consumidores cada vez más informados, que saben lo que quieren y que están dispuestos a compartir sus datos siempre y cuando exista una recompensa y los procedimientos se hagan de forma transparente.

Asesoramiento de la mano de los mejores expertos

Un espinoso camino que no está libre de obstáculos en el que compañías como DataCentric, centrada en los datos para impulsar las estrategias de marketing y las ventas a través de análisis y calidad de la información, son de gran ayuda para no acabar inmerso en terrenos pantanosos por andar a ciegas en esta nueva era del Big Data.

El Big Data se ha convertido en el nuevo petróleo y debemos trabajar informando siempre al usuario de nuestras actividades, supervisando las herramientas para una continua optimización de las mismas. Tareas para las que contar con el asesoramiento de expertos en data es vital si queremos alcanzar el éxito con nuestras estrategias.

El trabajo de las empresas en esta materia debe ceñirse a la legalidad para generar un entorno seguro y de confianza en el que los usuarios se sientan cómodos. Los datos son la voz de los usuarios y del mercado en el que se mueven. Hay que escucharlos para poder extraer conocimiento (Insight), dentro de la legalidad, y así avanzar juntos, consumidores y empresas, hacia esa personalización que puede reportar muchos beneficios en ambos sentidos.

¿Aún quiere continuar sólo este viaje sin la ayuda de los verdaderos expertos en la materia?

Agustín Saiz

Dpto. Marketing & Comunicación DataCentric.

Una respuesta a “Big Data, aspectos legales a tener en cuenta”


David
%d 14UTC %B 14UTC %Y Responder

Muy buen trabajo eorlbaado por Javier Carranza.Coincido con Enrique que las redes sociales abren un panorama inconmensurable a los ojos de los usuarios de Internet, las aplicaciones que involucran el geomarketing en redes sociales no son el futuro, si no el presente de nuestra realidad de interaccif3n en las redes sociales y redes de contenido.Yo tambie9n me pregunto al igual que el autor que nos espera en el futuro inmediato los desarrollos y aplicativos para ser aplicados a las redes sociales y el turismo de seguro todos estaremos esperando esa aplicacif3n que nos de mas y mejor conectividad con el otro, el que esta del otro lado del monitor

Deja un comentario